Publicidad.

Este es un blog modesto. No está pensado para llegar al mayor número de personas, sino para tener una referencia en la inmensidad de la red donde reunir las cosas que a mi me interesan o que considero que deberían de estar aquí.

Desgraciadamente, no he tenido nunca tiempo para dedicarle a esto de “blogear”. El trabajo me absorbe mucho tiempo y casi siempre me he preocupado de otras cosas. El blog lo utilicé al principio como mi propio cajón de sastre, en el que buscar mis cosas a la vez que practicaba esto de crear un sitio. Últimamente lo estoy utilizando para publicar cosas relacionadas con los amigos y la familia y a partir de ahora, seguramente que le añada nuevos contenidos, más enfocados a cuestiones más generales.

Éste capricho de tener un blog para mí no me supone un gran esfuerzo económico (es muy barato en términos de alquiler) pero si considero que su mantenimiento y el llenarle de contenido es algo más caro. Es decir,  si hay que trabajar en él diariamente, hay que procurar obtener una recompensa. Mi meta no es la de vivir de esto, pero sí la de podérmelo pagar al menos, cosa que no debería de ser muy dificultosa, encontrando a un único publicista que quiera pagar una pequeña cuota mensual por poner sus banners en el blog. Y es que resulta que, a lo tonto a lo tonto, el sitio tiene sus visitas. He colocado un medidor fiable, piwik, y tal y como se puede apreciar en el grafico que sigue, algunas visitas sí he tenido en el año 2012. Los periodos en los que la línea está plana fueron días en los que se me olvidó insertar en script de control en el blog, por lo que no es que no hubiera visitas, sino que estas no fueron contabilizadas. Se puede apreciar que la tendencia es claramente de aumento. Y para que esta tendencia se mantenga, me esforzaré en añadir contenidos lo más interesantes que pueda.

Si alguien está interesado en colocar un banner en las páginas de este sitio, en la barra de menús o entre el texto de los artículos, es posible. Tan solo tiene que ponerse en contacto conmigo. Es evidente que el precio por el banner será algo simbólico, en proporción a las visitas actuales  y con la única obligación por mi parte de que, mientras se reciban los pagos mensuales, publicar el banner. Unilateralmente se podrá romper el acuerdo sin ningún tipo de responsabilidad por ninguna de las partes, no hay problema 🙂 Además, si hubiera que introducir algún contenido relacionado con el banner publicitario, como artículos informando sobre determinado producto, novedades de la empresa, etc. creo que no habría ningún problema.

En resumen: Si alguien quiere colocar aquí su anuncio, es posible. Un saludo.

Deja un comentario